Torra oculta su plan independentista porque no quiere ir a la cárcel


El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra / EFE                                                              El presidente de la Generalitat, Quim Torra, retrocede pantalla y, en lugar de hacer efectiva la república catalana como le exige la CUP y la ANC, propone cambiar el 1-O por un referéndum pactado. En una entrevista concedida a El Periódico, Torra no desvela su hoja de ruta secesionista porque no quiere ir a la carcel.

Sobre la ausencia de una hoja de ruta independentista, alega que ahora “hay presos políticos y exiliados” y que antes “no había más de mil catalanes perseguidos, investigados o encausados. La situación es de una complejidad inmensa, gravísima. Por eso nadie se autoimpone calendarios, porque no sabemos qué puede pasar mañana, a quién más pueden haber encarcelado y quién puede acabar en el exilio para salvar su libertad”.

Obediencia al Parlament

Insiste en que solo le debe “obediencia y lealtad al Parlament. Hasta donde quiera llegar el Parlament podré llegar yo. Puigdemont no fue investido por los impedimentos del Constitucional y la justicia”. Y a vueltas con los procesados, dice que “el encarcelamiento de los líderes independentistassupone una fuerte sacudida e impacto emocional para la sociedad catalana”. Dice que tiene muy claro “adónde vamos, pero según qué le responda, según qué hipótesis plantee, yo podría ir a prisión. Solo por plantear según qué cosas vas a la prisión. Este también es un tema de libertad de expresión”.

Asegura que su proyecto parte “del 1-O y de la declaración de independencia del 27 de octubre. Nuestra propuesta es intercambiar el 1-O y el 27-O por un referéndum acordado, legal, vinculante y reconocido internacionalmente”.

“Cataluña no es Kosovo”

Admite que Cataluña no es Kosovo y asegura que “los catalanes nos independizaremos a la catalana manera: pacífica y democráticamente. No queremos ni podemos hacerlo de otra forma, violentamente. Nada de Kosovo, pero sí la sentencia del Tribunal de la Haya, que en resumen dijo que si el proceso es democrático y pacífico, reconocería la independencia. Aquí estamos los catalanes”.

Considera que “las preguntas sobre unilateralidad y desobediencia son preguntas falsas, la pregunta es qué quieren los catalanes y qué quieren decidir” y sostiene que el proyecto de la república catalana “es inclusivo, en beneficio de todos. Que busca el bienestar de todos. Que no vamos a por una bandera, sino a por una herramienta para conseguir un estado del bienestar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s