Pedro Sánchez y Nicolás Maduro, en peligro


Resultado de imagen de francotirador memesJoaquín Vila

Los servicios secretos de todo el mundo investigan sin descanso a un tal Manuel Murillo, un opaco personaje al que se le ocurrió escribir en un grupo de WhatsApp que quería atentar contra Pedro Sánchez por pretender exhumar a Franco del Valle de los Caídos. La astucia del calificado como “francotirador” por el Ministerio del Interior le llevó a compartir sus aviesas intenciones con unos amigos en la red social más concurrida del mundo. Advertida la Policía, el malvado terrorista fue detenido en septiembre y permanece en la cárcel ante el evidente riesgo que acarrea su libertad para la integridad del presidente del Gobierno.

Los servicios de seguridad, en una brillante operación en coordinación con la policía catalana, encontraron en su casa un arsenal propio de un chiflado peligroso. Aunque se desconoce de momento la depurada estrategia del malvado para atentar contra el presidente. Se ha filtrado, sin embargo, que en el propio WhatsApp, el tal Murillo urdía su plan terrorista preguntando a sus amiguetes del grupo si sabían por dónde paraba Pedro Sánchez; se supone que con la intención de encaramarse a una azotea y asesinarle. Desconocía el taimado delincuente que la agenda del presidente se encuentra en la página web de La Moncloa.

La escalofriante noticia recuerda al atentado que sufrió Nicolás Maduro hace meses. El sátrapa venezolano pronunciaba un discurso en Caracas cuando un estallido hizo retumbar la zona. Después de mucho tiempo de ardua investigación, los servicios secretos caribeños todavía desconocen si se trataba de la explosión de una bombona de butano o de un dron que llevaba unos ruidosos petardos. El dictador americano, no obstante, acusó a Colombia y a la CIA de haber perpetrado tamaña ofensa a la dignidad y soberanía de su pueblo al intentar arrebatarle la vida. Y, de paso, detuvo y torturó a varios miembros de la oposición por su implicación.

También Pedro Sánchez ha aprovechado la ocasión para acusar al PP y a Ciudadanos de ser culpables indirectos del intento de asesinarle por crispar a la sociedad española, por desestabilizar la política, por encizañar criticando su gestión. Y este astuto y sensato comentario ha servido para que las televisiones, con TVE a la cabeza, ocupen largas horas de su programación para contar con todo lujo de detalles el peligro que ha corrido la vida del presidente y han husmeado en las andanzas del delincuente encarcelado, del temerario francotirador. Se sabe que no tiene antecedentes penales, que solo disparaba en un club de tiro de su pueblo y, según el director, además, su puntería es “mediocre”. Pero los tertulianos han llegado a justificar que Pedro Sánchez viaje en Falcon cuando va de conciertos en aras de blindar su seguridad. Y Pablo Iglesias ha exigido que el asunto sea investigado por la Audiencia Nacional por tratarse de terrorismo puro y duro. Ya va siendo hora de que Maduro se entere que no solo atentan contra él. También Pedro Sánchez tiene derecho a tener un francotirador siguiéndole los pasos. Es el peligro que corren los grandes líderes del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s