La depresión de Miguel Bosé: demacrado y con un hilo de voz


El cantante retira un vídeo tras la alarma desatada por su aspecto físico. Su entorno asegura que «está hundido» tras la demanda del divorcio de su ex pareja.

Su representante, Octavio Padilla, ha asegurado que son tonterías y que «Miguel está sensacional». Sin embargo, el estado de salud de Bosé no deja de preocupar a su familia. Su madre, Lucía, con la que tuvo un fuerte desencuentro hace dos meses, se desplazó estas Navidades a la capital mexicana para pasar unos días con su hijo. La reconciliación llega en un momento en el que el cantante no pasa por su mejor situación. La separación de Nacho Palau le ha afectado más de lo que la gente piensa, sobre todo, porque la ruptura, de momento, supone que no ve a dos de sus hijos. Solamente los más íntimos conocen su verdadero estado y el por qué de su deterioro físico y mental. Sin embargo, el cantante lo ha negado a través de un vídeo colgado en Instagram: «Estoy de vacaciones. Estoy feliz y no voy a contestar a ninguna tontería. Feliz año», relata con una voz apenas audible. Es un hombre que esconde sus penas, a pesar de que su aspecto demuestra que su salud se ha resentido ante la adversidad. En este 2019 tendrá que regresar a España para enfrentarse a un proceso judicial contra Palau, quien demandó al artista tras su ruptura, y sus abogados mandaron un comunicado justificando esa acción como «necesaria para la defensa y protección de sus intereses y los de sus dos hijos». Una fuente cercana a Bosé desvela que «lleva muy mal la separación de ellos. La situación le ha conducido a un estado depresivo imposible de atajar. Echa muchísimo de menos a los niños y le cuesta entender que su ex pareja le demande. Hubiera preferido llegar a un acuerdo extraoficial».

Tono ronco

Ese deterioro emocional es conocido como disfonía psicógena. Generalmente, quien la padece tiene antecedentes de una situación personal en la que existen circunstancias que le han afectado a nivel emocional, y la problemática afecta a la laringe. De ahí el ronco tono de voz y la dificultad de expresarse con normalidad. Las alteraciones vocales, como decimos, se deben a sucesos adversos de la vida, depresión y bajo estado de ánimo, exceso de responsabilidad o crisis de ansiedad.

Las ocasiones en las que Bosé ha hecho acto de presencia han estado marcadas por el deterioro físico, como en el primer vídeo que el cantante subió a las redes sociales hace apenas unos días y ha retirado tras las críticas que nacieron del mismo: una imagen avejentada, con la mirada perdida, rasgos huesudos, extrema delgadez, problemas de dicción… Un Bosé muy distinto al que estamos acostumbrados a ver. En México apenas aparece en público, y hasta en un programa de la poderosa Televisa llegaron a definirle como «una especie de bandolero que se oculta en la lujosa urbanización donde vive». A modo de respuesta, el artista no solo retiró el polémico vídeo, sino que ha subido uno nuevo donde recalca que está empezando el año «en el paraíso, mejor imposible».

Y es que Miguel Bosé sigue fiel a su obsesión por esconder a los niños de las miradas ajenas, lo que motivaba frecuentes discusiones con Nacho Palau. Recordemos su conflicto en el colegio de los pequeños cuando se enfrentó a una alumna que les había hecho una foto en el patio del centro. Aseguran que cuando se enfada Miguel da miedo. Un antiguo amigo le califica como «un hombre con muy mala leche que no entiende de términos medios, o estás a su lado o en su contra. Es de los que le cuesta perdonar si considera que alguien le ha hecho algún tipo de daño». Su madre, Lucía Bosé, confesó en una ocasión que «mi hijo ha heredado la crueldad de su padre (Luis Miguel Dominguín), es más refinado, pero también más maquiavélico. Discutimos por tonterías». La última trifulca entre ambos se produjo cuando esta última expresó su intención de no romper su amistad con Palau, algo que su hijo no entendió. Pero es lógico que la matriarca quiera seguir manteniendo un vínculo con él, sobre todo, porque se siente abuela por igual de los nietos. Palop calla de momento, hace caso omiso a las suculentas ofertas para contar su versión de la ruptura en revistas de primera fila y mediáticos programas. Se debe reservar para el cara a cara con su ex en el juzgado. Sus abogados le han pedido que no hable, que es mejor el silencio. El secretismo preside la nueva vida de Bosé, son muy pocos los que consiguen acercarse a él, dicen que se muestra temeroso de traiciones y de que cuenten sus intimidades a la Prensa. Hoy elige con lupa a sus amigos y algunos de su etapa anterior, los que compartieron risas con Nacho y Miguel, se han visto condenados al ostracismo.

¿Qué es una disfonía psicógena?

No conlleva una lesión anatómica ni neurológica, sino que, de forma general, el paciente que la padece ha sufrido una serie de situaciones que le han afectado o le afectan en lo emocional, ya sea por casos de depresión, estrés o ansiedad y es la que padecería el cantante. Existen varios tipos, como son la histérica –que coincide cuando se dan cambios bruscos en la vida de una persona–, la obsesiva, –el paciente se siente perseguido o incomprendido–, o la espástica, producida por movimientos sin control de la laringe, entre otros. Entre los síntomas se suelen dar la dificultad a la hora de hablar y temblores en la voz o en alguna parte del cuerpo, como la mandíbula o la cara.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s