El TSJB investiga las horas en castellano de tres colegios de Ibiza


Francisco López con la denuncia que presentó ante el TSJB contra la Conselleria de Educación en 2017. GERMÁN LAMA

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha pedido los proyectos lingüísticos de tres centros escolares de Ibiza para conocer en qué lengua se imparten las horas lectivas de cada asignatura. Se trata de un paso más de la demanda presentada en abril de 2017 por Francisco López, padre de un niño que entonces tenía cuatro años, contra la Conselleria de Educación del Govern balear, por no poder matricular a su hijo en ningún centro de la isla en el que las clases no fueran íntegramente en catalán. «De 3 a 6 años no se imparte nada en castellano, no tienen ni diez minutos en esta lengua», denunció entonces.

Los centros investigados son el Colegio Mare de Déu de les Neus, el CEIP de Can Guerxo, ambos en la localidad de Sant Jordi, y el CEIP de Es Vedrà, en San Agustín.

Tras quejarse ante la Conselleria de Educación de que no existía ni un solo centro en la isla que no asumiera en su proyecto educativo la inmersión lingüística en catalán, ésta le envió a los dos primeros, pero una vez allí comprobó que no era así, por lo que acabó matriculando a su hijo en un centro privado. En concreto, en el Colegio Mestral, el único que existe en la isla donde las clases no son íntegramente en catalán y que el próximo curso ya se ha visto obligado a duplicar sus plazas en Infantil y Primaria.

Para su abogado, Francisco Fernández, se trata de una resolución «histórica», ya que «ningún padre había llegado hasta ahora tan lejos» en las Islas en su lucha ante los tribunales. En cuanto los centros presenten esta documentación, explica, quedará demostrado que están incumpliendo la sentencia del Tribunal Constitucional «que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza junto con el catalán». Así como la de la Sala de lo Contencioso del Supremo, que estableció en 2013 que debe haber una proporción de enseñanza en castellano y catalán en la escuela pública.

Tras conocer el caso de este padre de Ibiza y la admisión a trámite de su denuncia por parte del TSJB, el conseller balear de Educación, Martí Marchlo acusó de vivir «en otra galaxia» o de tener «intereses políticos o de otro tipo».

La Conselleria de Educación del Govern deja en manos de cada centro la aprobación de sus proyectos lingüísticos. Las horas en cada lengua las decide el equipo directivo con las aportaciones del claustro de profesores y de una comisión de normalización lingüística, formada también por profesores, que presenta un primer borrador. Los padres, a través de su asociación, pueden expresar su opinión y elevar propuestas pero en ningún momento tienen capacidad para modificar nada, es decir, para decidir la lengua en la que quieren que estudien sus hijos, por lo que quedan en manos de la mayoría del claustro.

La única norma ante la que responden frente a la Conselleria y ante la ley es el llamado «decreto de mínimos», aprobado durante el gobierno del popular Jaume Matas y que dictaba que el número de horas en catalán debía ser «como mínimo igual» al de castellano, y que abrió las puertas a la educación total en catalán en los centros. El abogado de López subraya que cuando los centros presenten sus proyectos lingüísticos, «quedará demostrado que el castellano no llega ni al 20%».

Además del decreto de mínimos, la conselleria se cubre las espaldas con otra herramienta. En la misma solicitud de la primera escolarización de los hijos se ha suprimido la casilla en la que los padres podían elegir, aunque a efectos prácticos no lo fuera, la lengua en la que querían que estudiaran sus hijos, y en su lugar se ha sustituido por otra con el siguiente texto: «Mediante la firma de esta solicitud hago constar que conozco y respetaré el Proyecto Educativo y el Proyecto Lingüístico de los centros que he seleccionado».

El proyecto lingüístico forma parte del proyecto educativo del centro y debe estar publicado en su página web. En el caso del Colegio Mare de Déu de les Neus, se encuentra el proyecto educativo pero no el lingüístico.

En el caso del CEIP Es Vedrà, la página se encuentra escrita íntegra y exclusivamente en catalán. Aparece colgado el proyecto educativo y, aunque se anuncia el lingüístico como anexo, en realidad no está. Aunque previamente se destaca como objetivo: «Reconocemos la lengua catalana como propia de las Islas Baleares como rasgo identitario de nuestra comunidad y de las Pitiüses, potenciando su uso como lengua vehicular y de aprendizaje del centro».

La web del CEIP Can Guerxo es en realidad un blog también escrito íntegramente en catalán, pero permite consultar su proyecto lingüístico. Ahí se especifica que en Educación Infantil, solo se da en castellano psicomotricidad, y en Primaria solo lengua, literatura castellana y religión. En un cuadro se explica que en los cuatro primeros cursos de primaria se dan semanalmente dos horas en inglés, por cinco en castellano y quince en catalán.

Previamente, se hace constar un estudio realizado en 2007 en el que dejan constancia de que la mayoría de alumnos habla habitualmente en castellano. De 159 encuestados, 81 aseguró que habitualmente habla en casa en castellano, 35 en catalán, 28 ambos y 15 otras lenguas, ya que el 20% de los alumnos son extranjeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s